RUTINA FACIAL PIELES MIXTAS: ACNÉ VS DESHIDRATACIÓN

23/11/16

Hace unos meses en un taller de cuidado facial una iluminada me dijo que las pieles mixtas no existían y que, por tanto, lo que yo tenía era una piel tremendamente grasa. Si le hubiera hecho caso ahora mismo tendría la piel llena de granos por irritarla con astringentes y presenciaría sobre mi frente el duelo entre dos vaqueros del lejano Oeste. 
Mi mejilla izquierda después de aquel taller
Ignorando criterios tan profesionales (NO) como ese, llevo años probando productos, parándome a conocer qué le sienta mejor a mi piel y casi consiguiendo un equilibrio entre la deshidratación que tengo en algunas zonas sobre todo en invierno y las zonas más grasas o con granitos que a veces me invaden, sobre todo en épocas de calor, estrés, etc. 
Hoy os traigo mi rutina facial y os explico cuándo uso cada cosa y por qué motivo. Os dejaré precios y dónde encontrar cada cosa.


¿MI PIEL ES MIXTA?

Podría hacer caso a los que me dicen que no existe tal término, que una piel o es seca o es grasa, pero es que en mi caso cumple muchos de los requisitos para considerarse un desmadre y no saber dónde clasificarla: mi piel tiene tendencia acneica desde que cumplí los doce o trece años. Si bien es verdad que en aquel momento ni usaba jabón para lavarme la cara y que la edad no es la mejor para clasificar una piel, esa tendencia ha continuado. 
Mi piel reacciona al frío con acné, al calor y el sudor con acné, a los cambios hormonales y al estrés con acné. Y, por si eso fuese poco, a cualquier momento de defensas bajas o a un producto que utilice sobre la piel con siliconas... CON ACNÉ.
Los granos por causas hormonales son los únicos que a día de hoy sigo teniendo de vez en cuando, los demás los he ido contrarrestando con una rutina adecuada pero, sobre todo, han desaparecido completamente cuando me hice vegetariana. La grasa de los lácteos, pero sobre todo la carne, me sentaban como una patada en el culo. Ahora lo sé.
Pero también es cierto que mi piel tiende a resecarse por los pómulos, patillas, algunas veces por la frente, donde también se concentra la grasa y los granitos en verano... con lo cual no puedo llamarla grasa, sino seca... sino ¿mixta? 
Por ello, es fundamental intentar mantener el nivel adecuado de agua, porque ya sabemos que una piel grasa puede estar deshidratada (agua y sebo son cosas totalmente diferentes) para que nuestra piel también deje de reaccionar con granos o acné a esa circunstancia. "Qué fácil lo dices y qué j*did* se hace, Marta". Cierto, por eso os cuento ahora lo que yo utilizo y el porqué. 

DESMAQUILLAR

Para desmaquillarme, utilizo antes de toda la limpieza habitual el aceite desmaquillante de Mercadona, que ni es graso ni causa granos, cuando entra en contacto con el agua se vuelve jabón y la piel queda absolutamente limpia. Cuesta unos 5€ y rinde muchísimo. 

¿Porqué uso este método? Porque lo último que busco es irritar la piel frotando con algodones. Si la irrito, rojeces y granos están asegurados, así que además de contaminar mucho menos con algodones y algodones, o toallitas (que podéis investigar dónde terminan y cómo afectan a los ecosistemas marinos e incluso a nuestras alcantarillas); ayudo a eliminar mucho más facilmente el maquillaje Y me ahorro el euro mensual en el paquete de discos de algodón...
Al aplicarlo y masajear el rostro, el maquillaje se derrite y cuando echamos agua lo eliminamos todo de un golpe. Así de fácil y sin frotar. Además, es el mejor limpiador de brochas manchadas de maquillaje que podáis conocer. Como nuevas.

LIMPIEZA DEL ROSTRO

Utilizo el mismo gel mañana y noche, busco que sea suave pero que no me aporte ni grasa ni me reseque. Y, como es una tarea que hacemos diariamente, no necesitamos una limpieza profunda ni a todo trapo. 

El que mejor me ha ido para ello es el de la gama Sensitive de Ziaja. Es suave, sirve tanto para cuerpo como para rostro, y limpia lo suficiente los restos de suciedad del día a día sin dejar la piel tirante. El precio es de unos 5,50€, de risa para la cantidad que trae (400ml) y lo bien que va.
A veces, si mi piel está extremadamente seca, lo combino con el gel de aceite de almendras de Dr. Woods, que es un todoterreno que os desglosé en esta entrada. Me aporta todavía más hidratación cuando le he dado caña a la piel con alguna mascarilla o tratamiento. 
Lo utilizo con el Foreo luna al menos por las noches, pero intento hacerlo también por las mañanas (a las 7AM cuesta todo un mundo). Me deja la piel increíble, es un producto caro pero que a mí me ha solucionado los comedones hormonales tan dolorosos que me salían en la zona de la barbilla, esos granos que crecen "para dentro". Ahora mismo tenéis un intento de copia en Lidl por cuatro patatas, pero dudo mucho que la diferencia de precio no se haga patente en el efecto. 
Si queréis conocer porqué considero este paso fundamental en mi rutina, os hice hace un año una entrada completísima que sigo manteniendo punto por punto, incluso añadiendo algo más.
Muchos y muchas creían que al pasar el boom en el que lo regalaron a las 20 vloggers del momento, nadie habría seguido usándolo porque era una moda. A mí me va a día de hoy como ninguna otra cosa. Igual ahora está más económico y, aprovechando un descuento como hice yo, podéis llegar a probarlo si tenéis problemas similares.

EXFOLIACIÓN

Tras la limpieza, alterno días sin exfoliación con un día en que sí la realizo. Y dentro de esos días alternos, también intercambio diferentes métodos, unos tres días por semana. Con ello consigo mantener a raya los granitos pero sin agredir la piel. Evito la zona de las mejillas casi siempre, a no ser que utilice algún método muy suave, puesto que ahí ni tengo granos ni la piel demasiado "fuerte".
Mi favorito es el polvo exfoliante de Sephora, que es una pasada pero hace poco me enteré de que testa en animales. Con lo cual lloro buscando una alternativa: si alguien la conoce que me lo deje en comentarios.
Pule la piel, más que exfoliarla como haría otro método. Es un polvo fino pero que hace su trabajo perfectamente. La piel se queda lisa, nada irritada y radiante. Me ayuda en momentos de espinillas muy pequeñas que los cepillos u otros métodos no conseguirían eliminar. Lo uso con el gel que aún no he aclarado sobre el rostro, para mejorar que se deslice rápido y que sea todavía más suave. 
Lo tenéis en la web y en stands y tiendas Sephora por unos 13€. Dura la vida y media, este lleva conmigo año y medio.
Otro de los métodos que más me gusta es utilizar un cepillo eléctrico. El mío es el cepillo Nexa, que tenéis en Maquillalia totalmente renovado. El mío no sé cuantos años tendrá, pero como siguen teniendo recambios disponibles online, sigue durándome. Me costó en su día unos 25€. 
Lo uso con el gel Sensitive que acabo de aplicarme para limpiar el rostro, dando un masaje con el cabezal de piel sensible, y luego aclaro el rostro por completo, y lo seco a toquecitos con la toalla. Doy este dato porque me conozco las que se refriegan la toalla como gatos y después lloran porque se le ponen los mofletes como a Heidi. MAL. 

TÓNICO

Para devolver a la piel a su pH natural tras la limpieza, evitar irritaciones y preparar la piel para la hidratación posterior, es importante utilizar un tónico adecuado a nuestro tipo de piel. No todos deben ser astringentes ni hidratantes, tampoco deben ser antiedad. Cada una tiene unas necesidades y en mi caso, ya que es mi mayor problema, utilizo uno calmante de agua de rosas y aloe vera que es libre de alcohol (esto lo recomiendo para todo el mundo). 
Con ello consigo equilibrar la piel, eliminar las posibles tiranteces en invierno tras desmaquillarme y lavarme la piel a fondo, y suavizarla para que capte todo lo bueno de la hidratante y el sérum. El mío es el tónico de rosas de Thayers, con unos ingredientes increíblemente naturales, y con un extra de aloe vera para calmar aún más la piel. Lo tenéis, como no, en iHerb (aquí) y cuesta muy poquito para lo que dura, 8€.

HIDRATACIÓN: SERUM Y CREMA

Aquí tengo varios productos de los que hablaros, que alterno según las necesidades puntuales de mi piel. El serum es siempre el mismo, el de Mad Hippie del que os hablé en una entrada muy completa y que sigo utilizando porque vale cada céntimo de lo que cuesta. La vitamina C le da un chute increíble a la piel, llenándola de antioxidantes naturales que hacen que se renueve de noche solita y me despierte con la cara mucho más luminosa. Además, la cuida y la regenera tras marquitas de acné.
En cuanto a la crema depende del momento del día, por la mañana mis favoritas son dos, dependiendo del estado de mi piel. Si se trata de un día en el que quiero mantener el maquillaje perfecto, matificar el rostro y evitar brillos, mi aliada a modo de prebase es la crema matificante Morning Dew de Amie, que cuesta unos 10€ en la web de la marca y que sigo usando desde hace cuatro o cinco años tranquilamente. Tiene más de un 90% de ingredientes naturales y es apta para veganos, os la desglosaba también aquí
Si busco hidratar la piel para todo el día y protegerla del sol, utilizo la crema de día de la gama Sensitive Skin de Ziaja, que cuesta unos 5€ (la tenéis en Cóquili y en muchas webs) y que tiene factor de protección solar 20, que mejor que nada, oiga, pues es. No me engrasa, me suaviza e hidrata genial y mantiene el maquillaje natural todo el día y sin pliegues.

Para la noche combino la crema reafirmante de noche de la misma gama, Sensitive Skin, combinada con otra que me encanta de la gama Manuka tree, la crema exfoliante química. La primera me asegura una nutrición más profunda para la noche, que es cuando la piel absorbe mejor lo que le apliquemos. La segunda me ayuda en días en que tengo marquitas de acné, zonas que necesitan renovar piel o mejorar el aspecto del rostro. No pica, no irrita y me levanto con la piel muy suave.
 
En cuanto al contorno de los ojos, utilizo el mismo producto mañana y noche y he descubierto estos meses que es el que mejor me funciona. Mi contorno favorito era el de aguacate de la marca Kiehl's, pero al ser mucho más caro que lo que uso hoy por hoy y además ser de L'Oreal, que además de testar en animales invierte en cuestiones políticas y bélicas del todo menos éticas, PASO.




MASCARILLA Y TRATAMIENTOS PUNTUALES

Una vez a la semana me aplico una mascarilla. Algunas semanas hidratante, algunas astringente... dependiendo de cómo se encuentre mi piel. Os dediqué hace poco una entrada a las amantes de las mascarillas naturales (aquí), pero la que más me está gustando ahora antes de llegar el frío es la de arcilla Adama de Zion Health.


La aplico sobre el rostro y lo mantengo húmedo con un spray con agua, sin dejar que se seque: así consigo que absorba la grasa pero que no se lleve en exceso la hidratación de mi piel. El resultado es una cara más luminosa, mate, pero nada tirante ni seca. Lleva péptidos anti edad derivados de la arcilla activa, así como un montón de aceites naturales. Su precio es de 10€ y la tenéis en iHerb (clic). Hay una versión anti arrugas que tiene buenísimas críticas.
Cuando se trata de un granito o un brote severo que quiero hacer desaparecer rápidamente utilizo combinados dos productos eficaces, baratos e increíblemente rápidos. El primero es el aceite de árbol de té, lo compro en iHerb o en algún herbolario, también lo hay en alguna parafarmacia o droguería con sección específica. 
El aceite de árbol de té es un antiséptico natural que mantiene las bacterias a raya, sirve como cicatrizante y también es genial para añadir a mascarillas caseras o a agua hirviendo cuando estamos acatarrados y necesitamos despejar el pecho. Lo que yo hago es aplicarlo con un bastoncillo sobre el grano en concreto. Al día siguiente se ha desinflamado casi por completo, al día siguiente está secándose.
Otro de los productos que me encantan por su eficacia son los discos de Stridex con ácido salicílico. Yo compro los que vienen empapados al 2%, que creo que es una de las máximas cantidades permitidas. Pero tenéis de 1% y 0.5% por iHerb. El link para estos lo tenéis aquí.
Son baratísimos, no se secan aunque sea un recipiente de plástico y tienen una caducidad larguita. El ácido salicílico es altamente recomendado en casos de acné, rosácea o simples espinillas. Ayuda a corregir el proceso de descamación anormal que se produce en una piel propensa al acné, ayudando a cicatrizar y regenerar la piel. Funciona como un exfoliante pero de modo químico, eliminando así todas las células muertas depositadas sobre la piel.

Foto de Labmuffin 
Es muy útil porque penetra en el folículo y hace que esas células se desprendan desde el interior, ayuda así también a mantener los poros limpios y que la piel respire adecuadamente. Así evitamos también nuevos granitos o espinillas producidos por obstrucción de alguno de ellos.
Esto, y poco más, es lo que he encontrado que funciona para mi piel. En un post anterior os contaba qué hacer con la queratosis pilaris y el acné en la espalda o alguna otra parte del cuerpo, donde utilizo algunos productos más fuertes y concretos. 
Por lo demás, lo evidente es una buena alimentación, baja en grasas y en porquerías que ya a la vista anuncian grano, beber mucha agua, mantener la higiene diaria, no irritar la piel, evitar exponerla a agentes que puedan agredirla... y todas las cosas que caen de cajón y cualquier persona que sufra de granitos o de acné conoce ya. 
Espero de verdad que todo esto os sirva y saquéis algo en claro.
Un beso, bellezas!
Marta S
TWITTER FACEBOOK INSTAGRAM PINTEREST

10 comentarios:

  1. Tengola misma piel que tú así que tomo nota de algunos productos guapa excepto de la crema de Amie que la probé pero no me gustó nada. Te recomiendo la marca Lullage son expertos en acné y hacen maravillas con sus productos.
    Besos!
    El Tocador de Mia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi la crema de Amie me funciona mejor en verano y como prebase de maquillaje. Como hidratante se queda muuuy cortita :)

      Tomo nota, aunque creo que esa marca testa en animales, tengo que leer más

      Un besote, Mia!

      Eliminar
  2. ME ha gustado tanto este post que no sé ni por dónde empezar.
    Lo de la figura que te dijo lo de las pieles mixtas, habría que explicarle un par de cosas, a no ser que se considere que la piel tiene una base seca o grasa, y que todo lo que le sucede y esas zonas mixtas se dan por deshidratación, que todo sería cambiar el enfoque, pero sí, a mí también me as han liado de colores con ese tema, que yo tengo la piel sensible, con tendencia a deshidratarse, y, a veces, de pura deshidratación, me slen unos granazos de órdago, que duelen cosa fina, y todavía hay alguna que me dice que tengo la piel grasa cuando me levanto con la piel mate en pelno agosto, a 35º y con un 80% de humedad en el ambiente, ejem...
    Me gusta cómo cuidas tu piel, el que adaptes la rutina a tus necesidades, y que vayas explicado cad elección.
    Un gran post.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. exacto! nos pasa lo mismo: muchos años me creí la milonga y acabé quemando más la piel, y ahora es cuando mejor controlo el acné al guiarme por la hidratación y pasar de pensar que todo es grasa y exceso. Es todo pararse a conocer tu piel y pasar un poco de lo que dice la gente que te ve cinco minutos xD


      Gracias Bea, un besazo!

      Eliminar
  3. perfectamente explicado. La semana pasada también publiqué mi rutina jeje

    ResponderEliminar
  4. Hello! Coincidimos en el aceite de aguacate, aunque sólo lo he probado para el pelo. En el exfoliante de Sephora, y además como veo que no repites te recomiendo el exfoliante de Rituals (he buscado y leo que no testa en animales). Y en los discos de Stridex. De lo demás probé el desmaquillante del Mercawoman pero no me apasionó :( Besotes**

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy pues ese aceite para mí es brutal <3 jajajaja

      Probaré el de rituals, pero necesito uno fino fino fino :) xD


      muacs

      Eliminar
  5. Yo no he tenido acné nunca salvo algún granito menstrual de esos molones que te crecen "por dentro". Los discos de Stridex los probé y me gustaron pero hace al menos dos años que no pido a Iherb.
    Huyo de grupo L´Oreal y demás por el testeo y ahora me entero que Sephora testa. Mira a ver porque creo que la firma Babe (de farmacia) tiene un polvo exfoliante que lo ponen muy bien, y si no prueba la pasta exfoliante de Ziaja (línea de Manuka) que creo que te podría ir bien y es muy buena porque la puedes dejar secar y es una mascarilla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues probaré los que dices, no conocía Babe!

      gracias :)

      Eliminar