THE BODY SHOP "DROPS OF YOUTH" LIQUID PEEL

24/10/17

Puede llamarse "liquid peel" o "cómo un gel limpiador puede hacerte sentir la persona más cerda del universo en tan solo tres segundos". Porque lo sucia que me sentí cuando la dependienta de TBS me frotó esto sobre el dorso de la mano no se lo deseo a nadie.
Ahora lo entenderéis, porque traigo la review completa de un producto algo especial, que exfolia sin rascar y sin tampoco tener que dejarlo sobre la piel ni siquiera dos minutos. Un exfoliante que vuelve goma de borrar tus células muertas y te hace sentir que convivías con demasiados cadáveres...
¿Intrigada?¡Pues haz clic!


Cuando lo mencioné en la última entrada de descubrimientos cruelty free os volvisteis locas pidiendo información detallada a este invento sacapieles del demonio. 

"Dame de eso YA"
Y yo, que soy una servidora a disposición de estas mis potiyonkis, aquí os traigo todo el detalle posible del peeling líquido más vendido de The Body Shop.


¿Dónde? tiendas y web  /·/  ¿Cuánto? 145ml  /·/  ¿Precio? 19€




- No es testado en animales, como todos los productos de TBS: ya no pertenece a L'Oreal, aunque cuando era parte de la marca se negaban, al igual que Nyx, a exportar sus productos a países como China, que por ley permiten el testado aleatorio de los productos. 

- 100% vegano (el de la gama vitamin C no lo es, sí el Drops of Light)
- Sin siliconas
- Sin parabenos
- Sin sulfatos

- 88% de las usuarias sienten al instante cómo las células muertas se levantan de su piel
- Retira las impurezas en un 88% de los casos
- Un 86% reconocen que la piel se mantiene más limpia tras verse expuesta a polución diaria




Se trata de un gel que se utiliza sobre la piel seca, nunca húmeda, masajeando para conseguir eliminar todas las células muertas y la suciedad depositada en las capas más superficiales de la piel. Sin realizar ningún tipo de fricción ni irritación, consigue limpiar la piel al ir convirtiéndose en una sustancia más gomosa, del mismo modo que actuaría una goma de borrar. 


Ingredientes

No son los ingredientes más naturales del mundo, no. Os los dejo por aquí para que leáis qué os parecen a vosotras mismas:

Aqua, Alcohol Denat., Propylene Glycol, Glycerin, Carbomer, PPG-26-Buteth-26, Palmitamidopropyltrimonium Chloride, PEG-40 Hydrogenated Castor Oil, Quaternium-80, Parfum, Behentrimonium Chloride, Linalool, Citronellol, Cetrimonium Chloride, Isopropyl Alcohol, Crithmum Maritimum Extract, Eryngium Maritimum Extract, Leontopodium Alpinum Callus Culture Extract, Sodium Hyaluronate, Citric Acid, Xanthan Gum.



La marca nos cuenta lo siguiente: 

El nuevo peeling líquido de Drops of Youth™ exfolia y retira suavemente las impurezas de tu piel, levantando las células muertas y residuos. Este revolucionario peeling deja la piel limpia y purificada tras verse expuesta a la polución diaria.

Cuando te cuentan todo esto tú te crees la mitad. Revolucionario, viendo los ingredientes, no parece. Pero la cuestión es que su acción es más física que química, por lo que parece. Y el hecho constatado es que cuanto más lo utilizas menos sucio sale:

La primera vez que lo utilicé, en la tienda y sobre el dorso de la mano, me sentí avergonzada de lo negro que salía: el gel, de color transparente, se vuelve amarronado e incluso negro dependiendo del grado de suciedad que tengas sobre la piel. En mi caso, aquel día, venía de pasármelo por un centro comercial y de un tren de hora y media, con lo que podría haber arrancado aquella gotita de gel auténticos pedruscos de carbón de entre mis pellejos. 




Cuando lo utilicé en la cara por primera vez sentí que toda mi rutina facial no funcionaba: aquello salía de un color que me hacía sentir invadida por las bacterias.
La siguiente vez, a los dos días, no noté gran diferencia. Pero con el paso de las semanas el gel, al actuar sobre la piel y volverse "bolitas", sale casi totalmente blanco. Con lo que, a no ser que haya sido expuesta a condiciones que puedan ensuciar mucho la piel, he conseguido que ésta se mantenga bastante más limpia. 


Mi experiencia

TBS recomienda aplicar una pequeña cantidad de producto con las yemas de los dedos en la piel limpia y seca. Masajear unos segundos la piel evitando el contorno de ojos. Eliminar los restos del exfoliante de la piel antes de proceder a una limpieza normal. Usar 2-3 veces por semana.

Se necesita una cantidad ínfima, por lo que los 150ml cunden muchísimo. Y ya sabéis lo criticona que soy yo cuando un producto se malgasta y lo rápido que os cuento que uno rinde lo que cuesta. Este es de los segundos. 

Yo lo uso los días que no me maquillo por la noche, antes de toda mi rutina facial. ¿Porqué lo hago así? Porque si me acabo de desmaquillar la piel, por mucho que la hayamos secado con la toalla, tiene una humedad aún demasiado grande para que este gel actúe todo lo bien que debe. Con lo cual es mi gozo en un pozo y mi dinero por el desagüe.

Lo aplico sobre el rostro limpio, es decir, sin maquillaje, y seco, masajeando con las manos como si se tratase de un gel facial normal. Lo hago hasta que todo el producto se ha convertido en "bolitas", reaplicando en las zonas donde veo que se ha formado una goma más sucia, por si necesito insistir. La piel no se irrita, no se enrojece ni sufre ningún tipo de alteración. A continuación, con abundante agua, retiro los restos de la cara y sigo con mi rutina facial normal en húmedo. 

A mucha gente le molesta que sea más difícil de remover que un jabón, por ejemplo, pero con una toalla seca puede solucionarse el problema de retirar los restos de producto. Aunque a mí no me resulta nada complicado.

Aprovecho fines de semana o días en los que me he desmaquillado hace un par de horas, por ejemplo, como días que después de comer sé que no voy a salir más de casa. Así, esas noches, puedo utilizarlo para completar una limpieza más profunda


Lo bueno que tiene este producto es que, además de no irritar la piel porque el efecto es mínimo físicamente, por lo cual la fricción no es apenas perceptible, se hace menos necesario con el uso. Es decir, que sabes que funciona porque a medida que pasan las semanas, cada vez que lo utilices, notarás como las bolitas salen de un tono más blanquecino, pese a que las condiciones ambientales puedan ser las mismas todos los días.

Yo lo puse a prueba cuando vivía en Madrid, usándolo días que había estado desde las 8 de la mañana por la calle, y a medida que pasaban los días el resultado era ese: las pelotillas eran casi transparentes en las últimas aplicaciones.

En cuanto al olor, huele a limpio y a algo parecido a una mezcla de plantas, como muchos productos inspirados en aloe vera, por ejemplo. Nada especial ni relevante, además de que se va al instante de producir las bolitas y mucho más al removerlo del rostro. 

Si, por ejemplo, hacéis mucho deporte o es verano y sudáis mucho, en algunas zonas como la frente suelen crearse pequeñas espinillas, creando una textura en la piel que a veces nos incomoda. La sensación después de utilizarlo en estos casos es calmante, alisadora y sobre todo purificante, sin irritar la piel como podría hacerlo un exfoliante físico convencional. 

Alguna me preguntaba si es adecuado para uso corporal: supongo que no hay nada que lo impida. Si padecéis de granitos en algunas zonas seguramente pueda ayudar a limpiar sin irritar, como el escote, los brazos o la espalda (en esta entrada sobre queratosis pilaris y acné corporal de hace un tiempo os contaba mi caso). 

¿Y en la piel, se notan cambios en la textura o el tono?


Definitivamente sí. Más despierta y más lisa. Aunque ahora lo uso no más de dos veces por semana, sigo introduciéndolo en mi rutina de limpieza profunda porque es muy útil para mantener a raya pieles con zonas propensas a la suciedad y a los puntos negros. Mi nariz es un ejemplo de ello, a pesar de Foreo, geles limpiadores y tiras de carbón activo: la cabra tira al monte y mi nariz es fan del estampado de lunares negros, la muy hijaputa.

Los usos se van espaciando, aunque al tratarse de un producto con un uso muy agradable y nada agresivo, no pienso sacarlo de mi rutina.

En definitiva, un producto curioso, eficaz y con un precio nada malo para lo muchísimo que rinden los casi 150ml. Os animo a probarlo, si tenéis oportunidad, en tienda. Han sido varias las amigas que he acompañado a una tienda y al toquetearlo se lo han llevado.

Recordad que tenéis otras dos variedades, en las gamas Drops of light y Vitamin C (este último no vegano), por si os gustan más otros olores o vuestra piel tiene otras necesidades.



Y nada más, bellezas!
Espero que la entrada haya resuelto todas las dudas que teníais. 

Feliz semana :)


Marta S
TWITTER FACEBOOK INSTAGRAM PINTEREST

6 comentarios:

  1. Por tu culpa necesito este producto del demonio en mi sucia colección de productos de cuidado facial. Bruja. >.<

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. así soy yo

      como Kiko Rivera jajajajajajaja

      un biquiño :)

      Eliminar
  2. Qué curioso, la verdad es que este limpiador me parece muy interesante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. jopeee, me han dado muchas ganas de probarlo la verdad... aunque el momento de vergüenza en la tienda no sé si quiero pasarlo jajajajaja

    Es muy posible que caiga en mi próxima visita a TBS, mardita!
    Como siempre tus reseñas son muy muy completas y me encantan!

    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya lo siento, pero me rogáis las cosas y después me echáis la culpa de vuestra adicción jajaja


      Un besazo

      Eliminar
  4. Great review! Thanks for sharing. :)

    I follow you. Hope you will follow me back! ♡
    Shoot for the stars

    ResponderEliminar